Descubriendo el microscopio óptico

Antes de adentrarse en el asombroso mundo microscópico es necesario conocer las partes de un microscopio y aprender su correcto funcionamiento.

Primero, existen varios tipos de microscopios, pero el que nosotros vamos a utilizar es el llamado microscopio óptico de campo claro, que nos va a permitir observar distintos tipos de muestras gracias a las diferencias de contraste entre ellas y el medio que las rodea. En el microscopio óptico podemos diferenciar una parte mecánica y una óptica.

Microscopio óptico. (Fuente: modificado de proprofs.com).

Parte mecánica

L. Base, pie o soporte: la parte inferior del microscopio.

K. Tubo: porta el ocular y los objetivos.

C. Platina: plataforma horizontal donde se sitúa el material a observar. Presenta un orificio que permite el paso de la luz.

J. Brazo: une el tubo a la platina.

H/I. Tornillos macro y micrométrico: se hacen girar para enfocar la imagen.

E. Revólver: pieza giratoria donde se acoplan los objetivos.

Parte óptica

B. Objetivos: lentes que amplifican la imagen de la muestra.

A. Oculares: la parte por donde miramos. Se trata de lentes que aumentan la imagen que se forma en los objetivos.

G. Fuente de iluminación: genera un haz de luz.

F. Diafragma: se abre y se cierra para controlar la cantidad de luz que recibe la preparación.

D. Condensador: sistema de lentes que concentra los rayos luminosos sobre la preparación.

Dos conceptos importantes son los de resolución y aumentos. El número de aumentos es igual al producto de los aumentos del ocular por los del objetivo, mientras que la resolución es la propiedad que permite observar dos puntos adyacentes como puntos separados. El microscopio óptico tiene un límite de resolución de unos 200nm, es decir, dos objetos que se encuentren más próximos que 200nm no podrán verse como entidades separadas.

¿Cómo funciona?

  1. Sitúa el microscopio sobre una superficie estable y a una altura cómoda para la observación (el microscopio se desplaza siempre por el brazo).
  2. Enchufa y enciende el microscopio.
  3. La platina debe estar abajo del todo y el objetivo ser el de menor aumento.
  4. Coloca la preparación en la platina, con el cubreobjetos hacia arriba y sube la platina con el tornillo macrométrico hasta ver la muestra con nitidez. (OJO: La preparación NUNCA debe tocar los objetivos). Después, se ajusta  el enfoque con el tornillo micrométrico.
  5. Puedes regular la iluminación con el diafragma y el condensador. Con objetivos de menor aumento se emplea menor intensidad lumínica y con objetivos de mayor aumento se requiere mayor intensidad lumínica.
  6. Pasa a un objetivo de más aumentos girando el revólver y enfoca con el tornillo micrométrico.
  7. Puedes moverte por la preparación desplazando la platina de izquierda a derecha o de atrás hacia delante.
  8. Antes de cambiar de muestra, selecciona el objetivo de menor aumento.
  9. Si no estás utilizando el microscopio, apaga la luz.
  10. Antes de guardarlo, asegúrate de que tienes puesto el objetivo de menor aumento y la platina está en la parte inferior.
  11. Finalmente, lo cubrimos con una funda y/o lo guardamos en su recipiente correspondiente.

Después de conocer las partes de un microscopio óptico y su funcionamiento, ya estás listo para comenzar tus observaciones.

Anuncios

Un comentario en “Descubriendo el microscopio óptico

  1. Pingback: Observación de células vegetales | Contar Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s